Las empresas turísticas son aquellas que se dedican profesionalmente a la prestación de servicios turísticos retribuidos de alojamiento, y se clasifican en:

Establecimientos hoteleros

Prestan servicio de alojamiento temporal en unidades de alojamiento a los usuarios turísticos, como establecimiento único o como unidad empresarial de explotación con los servicios turísticos correspondientes.

Pueden obtener de la Administración, independientemente del grupo y de la categoría que les correspondan, el reconocimiento de una especialidad o de una tipología concreta, y tienen que exhibir en este caso el distintivo correspondiente.

Se clasifican en dos grupos:

1.- Grupo de Hoteles

A la vez, se clasifica en dos modalidades: a) Hoteles y b) Hoteles apartamento.

Son establecimientos hoteleros que prestan el servicio de alojamiento en unidades de alojamiento (habitación, apartamento o estudio) y que, tanto si disponen de servicios complementarios como si no, restan abiertos las veinticuatro horas del día. Los hoteles, se identifican con la letra “H”, y los hoteles apartamento, con las letras “HA”.

Los hoteles y hoteles apartamento se clasifican en siete categorías, que son identificadas por estrellas (una estrella o básico; dos estrellas; tres estrellas; cuatro estrellas, cuatro estrellas superior, cinco estrellas y GL o gran lujo).

2.- Grupo de Hostales o pensiones

Son establecimientos hoteleros que prestan el servicio de alojamiento en habitaciones que, por la dimensión, la estructura o las características del establecimiento o por la tipología de los servicios, no consiguen los niveles exigidos a los hoteles y a los hoteles apartamento.

Establecimientos de apartamentos turísticos

Prestan servicio de alojamiento temporal en edificios o conjuntos continuos constituidos en su totalidad por apartamentos o estudios, como establecimientos únicos o como unidades empresariales de explotación, con los servicios turísticos correspondientes. Se identifican con el distintivo “AT”.

 

Establecimientos de campings

Prestan servicio de alojamiento temporal en espacios de uso público debidamente delimitados, destinados a la convivencia agrupada de personas al aire libre, mediante las modalidades siguientes:

a) Albergues móviles (tiendas de campaña, caravanas, autocaravanas o cualquier artefacto que pueda ser remolcado por un vehículo de turismo).
b) Albergues semimóviles (viviendas móviles o cualquier otro tipo de albergue con ruedas que necesite un transporte especial para circular por carretera).
c) Albergues fijos (bungalows y otras instalaciones similares).

Los campings se clasifican, de acuerdo con las características de las instalaciones y del número y la calidad de los servicios que se prestan, en las categorías de “lujo”, “primera”, “segunda” y “tercera”, y sus correspondientes distintivos “L”, “1ª”, “2ª” o “3ª”. Este indicativo se tiene que encontrar situado de manera muy visible en el acceso del camping y en la entrada de la recepción.

Establecimientos de turismo rural

Prestan servicio de alojamiento temporal en viviendas rurales, en régimen de habitaciones o de cesión de la vivienda entera. No pueden ser calificados, en ningún caso, como establecimientos de turismo rural los pisos, considerados como viviendas independientes, en un edificio de diversas plantas en régimen de propiedad horizontal, donde se presta el servicio de alojamiento.

Están situados en el medio rural, dentro de núcleos de población de menos de 2.000 habitantes o bien aislados (fuera del núcleo), integrados en edificaciones preexistentes anteriores a 1950, que respetan la tipología arquitectónica de la zona y cumplen con la exigencia de tranquilidad y de integración en el paisaje. Están señalizados con el distintivo “TR”.

Se clasifican en dos grupos:

1.- Casas de payés o establecimientos de agroturismo.

La persona titular (payés o payesa profesional) obtiene rentas de actividades agrarias, ganaderas o forestales. Las personas usuarias turísticas pueden conocer las tareas y actividades propias de la explotación agraria a la cual están vinculadas.

2.- Alojamientos rurales

La persona titular no está obligada a obtener rentas de actividades agrarias, ganaderas o forestales.

Ambos grupos se clasifican, a la vez, en las 4 modalidades siguientes:

Viviendas unifamiliares fuera de núcleo de población:

a) la Masía.
b) la Masovería.

Viviendas unifamiliares dentro de núcleo de población:

c) la Casa de pueblo compartida.
d) la Casa de pueblo independiente.

CARACTERÍSTICAS

Masía y Casa de pueblo compartida, son viviendas unifamiliares que comparte la persona titular con las personas usuarias turísticas, dado que la persona titular tiene que estar empadronada y residir efectivamente en el establecimiento. Se presta el servicio de alojamiento en régimen de habitaciones y, como mínimo, de desayuno.

Masovería y Casa de pueblo independiente, son viviendas unifamiliares donde se presta el servicio de alojamiento en régimen de casa entera. La persona titular tiene que estar empadronada y residir efectivamente o bien en la misma comarca o bien en los municipios limítrofes de la comarca.

Dentro del grupo “Casas de payés”, los establecimientos de las modalidades de “Masía” y “Masovería” tienen que estar situados en la misma explotación agrícola, ganadera o forestal.

Viviendas de uso turístico

Son viviendas cedidas por su propietario, directamente o indirectamente, a terceros, a cambio de un precio, por un período de tiempo continuo igual o inferior a 31 días.

Se ceden enteras, y tienen que disponer de la cédula de habitabilidad, como cualquier otra vivienda, y cumplir en todo momento las condiciones técnicas y de calidad exigibles a las viviendas en general. No pueden ser ocupadas con más plazas que las indicadas en la cédula.

Tienen que estar suficientemente amuebladas, y dotadas de los aparatos y utensilios necesarios para su inmediata disponibilidad, y en perfecto estado de higiene.

El titular de la actividad es su propietario, que tiene que obtener la correspondiente habilitación por parte del ayuntamiento donde esté situada la vivienda, mediante la presentación de una declaración responsable de cumplimiento de los requisitos exigidos por la normativa vigente.

Fecha de actualización:  04.12.2017