Selección en el mapa de los monumentos, museos y conjuntos medievales más emblemáticos de las comarcas del norte de Cataluña

El tema central de la Ruta del Pirineo Condal es la historia del nacimiento de Cataluña, la historia de cómo una sociedad heredera del mundo romano y visigótico, en los valles pirenaicos catalanes entre los siglos IX y XII, adquirió una identidad diferenciada que se manifiesta en una lengua propia, el catalán, y un nombre de país, Cataluña. Desde el Ampurdán hasta la Ribagorza, con el Pirineo como telón de fondo, la ruta atraviesa un paisaje de una belleza sobrecogedora, un escenario histórico repleto de hechos, personajes y leyendas, y salpicado de iglesias, monasterios, castillos y villas que guardan el recuerdo de aquella época, que es también la época de la infancia de Europa, del feudalismo, de las cruzadas y del románico.

Aunque la mayoría de los elementos que la integran pertenecen a los siglos XI, XII y XIII, la ruta abarca cronológicamente desde los poco conocidos años del siglo IX, cuando Wifredo el Velloso inicia el camino que llevará a la independencia de los condados catalanes, hasta el siglo XV, cuando la muerte sin descendencia del rey Martín el Humano signifique el fin de la dinastía condal que había gobernado Cataluña durante más de quinientos años.

La Ruta del Pirineo Condal consiste en una selección de los monumentos, museos y conjuntos medievales más emblemáticos de las comarcas del norte de Cataluña. Consta de trece puntos destacados enlazados por una selección de carreteras de circulación lenta, la mayoría de ellas panorámicas.

Fecha de actualización:  26.05.2011