Empuries_Mm

Castelló d'Empúries y el monasterio de Sant Pere de Rodes constituyen el núcleo del devenir de la historia del condado de Ampurias. En Castelló, el visitante descubrirá la antigua capital de los condes de Ampurias, mientras que el monasterio de Sant Pere de Rodes ofrece la posibilidad de conocer más de cerca la influencia de la orden monástica benedictina y el nacimiento del arte románico catalán.

El itinerario recomendado

El condado de Ampurias tiene dos puntos de visita obligada: el monasterio de Sant Pere de Rodes y la antigua capital del condado, Castelló d’Empúries. No obstante, si se dispone de más de un día para recorrer la zona, proponemos el siguiente itinerario: la ruta se inicia en Castelló d’Empúries y sigue hacia Sant Pere de Rodes por la carretera que cruza Vilajuïga; desde el monasterio, se deshace el camino para volver a Vilajuïga y continuar hasta Vilamaniscle, desde donde parte un camino que lleva a Sant Quirze de Colera; en dirección sur y pasando por Garriguella, se llega a Peralada, y desde allí, por el interior, a Vilabertran, donde concluye el itinerario.

 

1. De Castelló d’Empúries a El Port de la Selva (Sant Pere de Rodes)
2. Del Port de la Selva a Rabós (Sant Quirze de Colera)
3. De Rabós a Peralada
4. De Peralada a Vilabertran
5. De Vilabertran a La Jonquera (castillo de Requesens)

Empúries_Itinerari recomanat

Información relacionada

La historia: el condado de Ampurias entre la cruz y la espada

El condado de Ampurias, cuyas primeras noticias datan del 812, estuvo caracterizado desde sus inicios por una fuerte inclinación marinera. Aunque entre los siglos VII y XIII el Mediterráneo estaba bajo el poder islámico, las escuadras ampuritanas contestaron en repetidas ocasiones al dominio musulmán.

Así, en el año 890 las naves de Ampurias emprendieron una de las expediciones más arriesgadas contra el dominio musulmán. Una flota comandada por el conde Suñer II atacó la población de Pechina –cerca de la actual ciudad de Almería–, desde donde los musulmanes controlaban el comercio marítimo del Mediterráneo occidental. Unos años más tarde, bajo el califato de Abderramán III (929-961), los musulmanes atacaron Castelló d’Empúries. La batalla fue desfavorable para los ampuritanos: sus naves fueron incendiadas y las infraestructuras portuarias, arrasadas. A partir de aquel momento, la flota ampuritana, aunque continuó siendo una de las más poderosas, perdió gran parte de su capacidad anterior.

Si Castelló d’Empúries y Sant Martí habían ejercido de capitales costeras, Peralada ofrecía a los condes una residencia en el interior menos expuesta a los ataques, y permitía un mejor control de los recursos agrarios y ganaderos del condado. Sin embargo, la capital del condado se fijó en Castelló d’Emp��ries, ya que, a finales del siglo XI, Peralada se encontraba bajo el gobierno de los señores de Peralada, los vizcondes de Rocabertí.

Empúries_comtes d'Empúries

Puntos destacados del condado de Ampurias

Visita a Castelló d'Empúries

Aunque el elemento más representativo de Castelló d’Empúries, la basílica de Santa Maria, sea gótico, el paseo por la antigua capital condal hace que el visitante se sumerja en la época medieval con ejemplos claros, como pueden ser la prisión medieval y el palacio de los Condes.

Información práctica

Aparcamientos: Castelló d’Empúries dispone de dos aparcamientos para los visitantes. Desde los aparcamientos, se llega con facilidad, siguiendo las señales indicativas, al centro del pueblo y a la Oficina de Información y Turismo. Se recomienda iniciar la visita por la Oficina de Turismo situada en la curia-prisión real, donde se informa al visitante.

Punto de acogida
Oficina de Información y Turismo de Castelló d’Empúries
Pl. de Jaume I, s/n
17486 Castelló d’Empúries (Alt Empordà)
Tel.: (+34) 972 156 233
turisme@castello.cat

Información relacionada

La época de los condes en Castelló

Capital del condado de Ampurias desde el inicio del siglo XI, Castelló d’Empúries es una localidad que ha preservado su pasado medieval en calles y monumentos, entre los que destaca la basílica de Santa Maria, considerada el legado más valioso de los condes de Ampurias a la población.

En Castelló, los condes desplegaron una importante actividad constructiva. Hugo II de Ampurias (1078-1116) fortificó la villa e hizo construir el palacio condal. En el siglo XIII, se inicia la construcción de la basílica de Santa Maria, que debía convertirse en sede de un obispado propio del condado. Con esta construcción, los condes de Ampurias querían manifestar una vez más su independencia respecto a los condes de Barcelona. De hecho, el condado de Ampurias fue uno de los pocos condados catalanes que se mantuvo ajeno al dominio de los condes de Barcelona hasta que los condados se incorporaron a la Corona de Aragón, en 1402. A partir de entonces, el condado de Ampurias quedó reducido a un título y a unas rentas que eran asignadas a algún miembro de la familia real. En el siglo XVI, el título condal pasó a los condes de Cardona, y durante el siglo XVII, a los duques de Medinaceli, que todavía lo ostentan en la actualidad.

La curia- prisión medieval

El edificio de la curia real, hoy en día Oficina de Turismo, permitirá al visitante recoger la información necesaria para visitar tanto Castelló d’Empúries como los humedales del Ampurdán. El mismo edificio aloja una prisión medieval, con sus ambientes reconstruidos, donde destacan los grafitos murales que hicieron los presos de barcos, con detalles destacables, y un moderno espacio audiovisual que situará al visitante en la época medieval de los condes de Ampurias.

La basílica de Santa María

La basílica se inició en estilo románico, pero su fisonomía definitiva es gótica. Tiene algunos añadidos de los siglos XVI, XVII y XVIII. En la actualidad, es un lugar de culto con un museo asociado en el deambulatorio. Tiene unas dimensiones y una estructura típicas de una catedral, que era en lo que los condes de Ampurias querían que se convirtiese. Entre las piezas conservadas en el interior de la basílica, las que merecen una especial atención en la visita son algunas de las tumbas de los condes de Ampurias, una pila bautismal románica y el retablo del altar mayor.

Dirección
Pl. de Mossèn Cinto Verdaguer, s/n
17486 Castelló d’Empúries (Alt Empordà)
Museo parroquial:
Tel.: (+34) 972 158 019

Empuries_Basilica Santa Maria

Visita a Sant Pere de Rodes: el monasterio del fin del mundo (Port de la Selva)

La visita a este monasterio benedictino permitirá al visitante aproximarse a uno de los centros monásticos de peregrinaje más importantes de la Cataluña medieval, ya que, según cuenta la leyenda, entre las reliquias del monasterio se encontraban la cabeza y el brazo derecho de San Pedro.

Información práctica

Aparcamiento: El visitante puede aparcar su vehículo en uno de los dos aparcamientos que dan acceso al monasterio. Se recomienda el segundo, que es el más próximo al lugar y dispone de vigilancia. Una vez se ha aparcado, un camino con vistas panorámicas sobre el mar permite descubrir paso a paso el monasterio. La entrada está muy bien señalizada. Con el tique de entrada se entregan un plano y unas breves explicaciones para ayudar al visitante a recorrer y comprender el monasterio.

Dirección
Camino del Monestir, s/n
17489 El Port de la Selva (Alt Empordà)
Tel.: (+34) 972 387 559

Empuries. Sant Pere Rodes

Información relacionada

La época de los condes en Sant Pere de Rodes

El monasterio benedictino de Sant Pere de Rodes vivió entre los siglos X y XIII una época de esplendor de la que, a pesar de los expolios que ha sufrido en los últimos doscientos años, todavía son testimonio los restos de sus edificios, pinturas y trabajos escultóricos, máximos exponentes del arte románico catalán.

Sant Pere de Rodes dependió del monasterio de Sant Esteve de Banyoles hasta mediados del siglo X, cuando el noble Tasio y su hijo y primer abad, Hildesindo, promovieron su independencia. Desde época muy temprana, Sant Pere de Rodes disfrutó del firme apoyo de los condes de Ampurias, lo que facilitó que el monasterio alcanzase un papel predominante y determinó la expansión de la orden benedictina en la comarca.

Los siglos XII y XIII son una época de esplendor para Sant Pere de Rodes, gracias, en parte, al crecimiento patrimonial y de las rentas. De esta época data la construcción del claustro superior, de la portada de la iglesia (obra del maestro de Cabestany y hoy en día desaparecida), del campanario y de la torre defensiva, aunque esta se eleva sobre una estructura precedente. Paralelamente, se desarrolló un importante scriptorium; buen ejemplo de su labor es la llamada Biblia de Ripoll, cuyo último volumen fue miniado en Sant Pere de Rodes.

La decadencia de los monasterios benedictinos se inicia en el siglo XIV y continúa a lo largo del XV. A pesar de que Sant Pere de Rodes todavía será objeto de considerables reformas en este periodo, el monasterio empieza a vivir los primeros signos de declive. Los terremotos que en el siglo XV se produjeron en la zona y las guerras que enfrentaron a la monarquía hispánica con Francia llevaron a Sant Pere de Rodes al deterioro definitivo.

El monasterio de Sant Pere de Rodes

Construido en terrazas sobre la sierra de Verdera, el monasterio es muy original, ya que está situado a diferentes niveles. La iglesia, en el lado de tramontana, es el edificio que se encuentra situado más abajo, un ejemplo único dentro del románico porque se aleja de los volúmenes macizos y crea un espacio muy esbelto. Su decoración era de uno de los pocos genios conocidos del románico, el maestro de Cabestany. En la actualidad se pueden contemplar algunas reproducciones de los originales en el atrio del templo, ya que los originales se encuentran dispersos por museos y colecciones particulares. Los dos claustros, el inferior y el superior, organizan todas las estancias del monasterio. A través del superior se accede a lo que antes era el refectorio, donde en la actualidad se proyecta un audiovisual sobre la vida del monasterio.

Puntos de interés del condado

Los puntos de interés del condado de Ampurias son Sant Quirze de Colera, que ha sido objeto de un programa de restauración y cuya interpretación ya está en marcha, el castillo de Requesens, la villa de Peralada y el monasterio de Vilabertran.

Monasterio de Sant Quirze de Colera (Rabós)

Restaurado a lo largo de los últimos años, Sant Quirze es un buen ejemplo de renacimiento monástico de época carolingia, ya que se fundó en el siglo VIII, aunque los restos que podemos contemplar actualmente son de los siglos XI-XII. Asimismo, su presencia en el Parque Natural de L’Albera le otorga un paisaje medieval. Desgraciadamente, sólo se han conservado la iglesia, una galería del claustro y las dependencias de las alas sur y de poniente, muy alteradas.

Dirección
Macizo de L’Albera
Rabós (Alt Empordà)
Ayuntamiento de Rabós
C/ de la Plaça, 2
rabos@ddgi.cat
Tel.: 972 563 082

Empuries_Sant Quirze Colera

Castillo de Requesens (la Jonquera)

Tiene tres recintos fortificados, con torres de plantas redondas y cuadradas, portales, almenas y matacanes de gran espectacularidad. En el recinto inferior destacan la amplia capilla, en la que se reaprovecharon elementos románicos de otros edificios de la zona, y las caballerizas. El recinto noble o superior incluye diferentes estancias (con el pavimento decorado con la torre de ajedrez heráldica de los Rocabertí), la gran sala (con una chimenea de piedra y unos ventanales con postigos que se ven desde lejos) y una torre atalaya de planta redonda, el punto más elevado del monumento.

Acceso: Desde la N-II o la AP-7 (salida 2) y en dirección a Cantallops por la GI-601, desde la rotonda de entrada a La Jonquera. Una vez en Cantallops, se encuentra una pista forestal bien señalizada que nos acerca a Requesens.

Dirección

Castillo de Requesens
17700 La Jonquera (Alt Empordà)
Tel.: (+34) 972 193 081

La villa de Peralada

La villa de Peralada nació al abrigo de una fortaleza –el castillo de Toló– construida a finales del siglo VIII, es decir, coincidiendo con la conquista carolingia. Peralada aparece documentado como uno de los primeros condados de la Marca Hispánica. A raíz de la independencia de los condados catalanes, Peralada quedó dentro del territorio del condado de Ampurias hasta que en el siglo XI se convirtió en la sede de los vizcondes de Rocabertí, una de las casas vizcondales más importantes de Cataluña.

Encontraremos siempre a los Rocabertí al lado de los condes de Barcelona, participando en todas sus actividades bélicas y a menudo enfrentados con sus vecinos, los condes de Ampurias. El centro histórico de Peralada conserva gran parte de los dos recintos amurallados que habían defendido la villa y una red de callejuelas y fachadas de piedra que le otorgan el aspecto de conjunto medieval que tiene hoy en día.

Ramón Muntaner, nacido en Peralada en 1265, nos ha dejado escrito en su Crónica el recuerdo del hecho más terrible que se conoce de la historia de la villa: el sitio, el saqueo y el incendio que padeció en verano de 1285 durante la cruzada contra Cataluña decretada por el papa Martín IV y comandada por el rey de Francia, Felipe el Atrevido. Después del incendio, al inicio del siglo XIV, los vizcondes edificaron un nuevo castillo, sede actual del Casino de Peralada y del prestigioso Festival Internacional de Música Castillo de Peralada. Otros monumentos destacables de la villa son el convento del Carme, sede del Museo del Castillo de Peralada, y el claustro de Sant Domènec, sede del Centro de Turismo Cultural de Peralada.

Centre de Turismo Cultural Sant Domènec
La pieza más importante que alberga este centro es el claustro románico de Sant Domènec. El centro acoge dos exposiciones permanentes. La primera, llamada «El Ampurdán, territorio museo», está dedicada a presentar los rasgos identificativos más relevantes de la villa y la comarca (el patrimonio, la historia, la gastronomía y la tradición musical). La segunda, llamada «Desperta ferro!», se centra en la Crónica de Ramón Muntaner y la Peralada medieval. Destacamos la matriz de sello del vizconde Guillermo de Castellnou, pieza única en su género.

Dirección

Pl. de la Peixateria, 6
17491 Peralada (Alt Empordà)
Tel.: (+34) 972 538 840
promocio@peralada.org

Empúries - Centre de Turisme Cultural Sant Domènec

Información relacionada

Museo del Castillo de Peralada
El Museo del Castillo de Peralada conserva una de las mejores colecciones que se pueden visitar actualmente en el Ampurdán. Está dividido en cuatro grandes áreas: la biblioteca, con más de 40.000 volúmenes; la iglesia del Carme, donde destacan los capiteles del maestro de Cabestany, procedentes de Sant Pere de Rodes; la colección de vidrio, con piezas que van desde el antiguo Egipto hasta el siglo XVIII, y, finalmente, el Museo del Vino y las antiguas cavas de Peralada.

Dirección
Pl. del Carme, s/n
17491 Peralada (Alt Empordà)
Tel.: (+34) 972 538 125
infomuseo@castilloperalada.com

Empúries_Museu del castell de Peralada

Información relacionada

Monasterio de Santa Maria de Vilabertran

La canónica agustiniana de Santa Maria de Vilabertran está formada por un núcleo básico románico constituido por la iglesia, el claustro y las dependencias monásticas. El aparcamiento está situado frente al monasterio. Junto con el tique de entrada, el visitante recibirá un folleto con un plano explicativo. El conjunto, de gran sobriedad y emotiva belleza, es uno de los mejores ejemplos conservados en Cataluña de canónicas románicas del siglo XI.

Dirección
C/ de l’Abadia, 4
17760 Vilabertran (Alt Empordà)
Tel.: (+34) 972 508 787
infomuseo@castilloperalada.com

Información relacionada

Fecha de actualización:  27.05.2011