Berga_pedraforca_m

Bajo el majestuoso macizo del Pedraforca, el antiguo condado de Berga se convirtió, entre los siglos XI y XIV, en punto de confluencia de personajes históricos fascinantes, como el trovador Guillermo de Berguedà, y escenario donde el catarismo dejó su huella. En este entorno natural, los pueblos de Maçaners y Gósol, así como las múltiples iglesias románicas del territorio, permiten revivir la esencia del pasado medieval de la Cataluña central.

El itinerario recomendado

Según el tiempo que tenga el visitante para recorrer el condado de Berga, recomendamos dos itinerarios básicos. El primero se basa en la visita a los dos municipios que rodean el Pedraforca: Gósol y Saldes. A continuación, si el visitante dispone de más tiempo, proponemos la visita a alguna de las siete iglesias románicas que se pueden visitar en la comarca. 

1.- De Saldes a Gósol
2.- De Saldes a Guardiola de Berguedà (Sant Llorenç prop Bagà)
3.- De Guardiola de Berguedà a La Pobla de Lillet (Sta. Maria de Lillet) 
4.- De la Pobla de Lillet a Castellar de n'Hug (Sant Vicenç de Rus)
5.- De Castellar de n'Hug a Sant Jaume de Frontanyà
6.- De Sant Jaume de Frontanyà a Borredà (Sant Sadurní de Rotgers)
7.- De Borredà a Cercs (Sant Quirze de Pedret)
8.- De Cercs a Avià (Sant Vicenç d'Obiols)

Berga_itinerari

Información relacionada

La historia: Guillermo, el vizconde trovador

Fruto de la prolongación del condado de Cerdaña, nació, a mediados del siglo X, el condado de Berga. En un inicio, el núcleo territorial del condado comprendía los valles de Lillet, Bastareny y Gósol, pero el avance de las conquistas a lo largo del siglo XI permitió la expansión del condado a lo largo de la cuenca del Llobregat e hizo llegar sus fronteras hasta Cervera y Tàrrega, a través de un estrecho corredor conocido como marca de Berga.

Desde su nacimiento, el condado de Berga estuvo estrechamente vinculado al condado de Cerdaña. De hecho, sus condes fueron casi siempre ceretanos y, a partir de 1109, quedó definitivamente unido al patrimonio de los condes de Cerdaña. Precisamente, fue la inexistencia de un linaje condal propio lo que propició que la familia de los vizcondes de Berguedà adquiriese una especial relevancia en el gobierno del territorio.

Entre sus miembros destaca Guillermo de Berguedà, hijo primogénito del vizconde Guillermo I. Inquieto, impetuoso y violento, Guillermo no dudó en alzarse en armas contra sus rivales en luchas de gran virulencia, aunque también dedicó parte de su vida a cultivar la poesía trovadoresca.

En 1175 asesinó al vizconde Ramón Folc III de Cardona, enemigo de su padre, con quien se disputaba el comercio de la sal. Este hecho le obligó a refugiarse en el castillo de Arnaldo, vizconde de Castellbò, que estaba enfrentado con el rey Alfonso I de Aragón y con el obispo de Urgel. Esto provocó desavenencias con el rey Alfonso I, con el que Guillermo no dudó en enfrentarse abiertamente. 

A la muerte de su padre, entre 1183 y 1187, Guillermo heredó un feudo con extensas posesiones en el condado de Berga. Sin embargo, se desconoce si llegó a ostentar el título de vizconde, ya que ningún documento lo explicita.

En su faceta de trovador, Guillermo de Berguedà llevó a cabo una inmensa producción literaria. Sus obras, de una gran pulcritud formal, fueron bien conocidas en todo el ámbito cultural catalano-occitano.

Guillermo de Berguedà falleció en 1196, sin hijos que le hubiesen sobrevivido. El vizcondado fue heredado por su hermano Bernardo, que fue sucedido por su hijo Ramón. Este, en 1199, vendió el vizcondado al rey Pedro I de Aragón, poniendo fin, así, al linaje de los vizcondes de Berguedà.

Berga_Guillem de Berguedà

Puntos destacados del condado de Berga

En el marco del majestuoso espacio natural que constituye la montaña del Pedraforca, los antiguos pueblos medievales de Maçaners y Gósol son los puntos de visita obligada de esta etapa de la ruta, donde el visitante podrá experimentar la historia y la leyenda vinculadas a esta montaña mágica.

Visita al Pedraforca, la montaña mágica

Desde aquí se puede admirar la vista más conocida del mítico Pedraforca, que con su extraña forma cautivará, sin duda, al visitante. De hecho, esta particularidad ha sido la causa de que se le relacionase con múltiples leyendas de brujas y extrañas apariciones.

En Saldes se encuentra la Oficina de Turismo del Macizo del Pedraforca, donde, además de informar sobre todas las actividades que se pueden llevar a cabo y los senderos que se pueden recorrer en torno al macizo, hay una exposición interpretativa que dispone de monitores, maquetas y audiovisuales sobre la formación, la fauna y la flora de Saldes.

Punto de acogida:
Oficina de Turismo del Macizo del Pedraforca
Pl. del Pedraforca, s/n
08697 Saldes (Berguedà)

Berga_pedraforca3

Gósol: Cátaros y trovadores

Gósol es un pequeño pueblo de montaña situado al otro lado del macizo del Pedraforca. Sobre el pueblo nuevo se levanta un promontorio donde todavía se conservan los restos del antiguo castillo y del pueblo de Gósol, presididos hoy por las ruinas de Santa Maria. La villa de Gósol está estrechamente vinculada al Camí dels Bons Homes (Camino de los Buenos Hombres). Durante los siglos XIII y XIV, el condado de Berga se convirtió en un territorio de paso para los cátaros que huían de la persecución a la que estaban sometidos en Occitania y buscaban tierras más seguras donde refugiarse.

Punto de acogida:
Centre de Montaña de Gósol

C/ del Conseller Agustí Carol i Foix, s/n
25716 Gósol (Berguedà)
Tel.: (+34) 973 370 016

Berga_Gósol. Càtars i trobadors

Información relacionada

Puntos de interés del condado

Para completar el recorrido, recomendamos una visita a alguna de las iglesias románicas que se pueden visitar situadas a lo largo del territorio del antiguo condado de Berga.

Sant Llorenç prop Bagà (Guardiola de Berguedà)

Recientemente restaurada, la iglesia del antiguo monasterio de Sant Llorenç prop Bagà se eleva sobre una cripta que tiene las mismas proporciones que el templo: tres naves de tres tramos cada una, siendo la más amplia la central. La cubierta de bóveda de arista de la cripta ya merece por sí misma el desplazamiento. Además, la forma final de la iglesia sorprenderá, sin duda alguna, al visitante. Dado que la obra final es el resultado de diferentes épocas, algunas de las puertas han dejado de ser practicables, sobre todo las románicas.

Dirección:
Carretera C-149 a Guardiola de Berguedà.
Subida de Sant Llorenç

Información relacionada

Santa Maria de Lillet (La Pobla de Lillet)

Los restos de la canónica de Santa Maria de Lillet merecen una visita detallada. Hoy en día la iglesia está muy transformada, aunque durante los trabajos de consolidación se recuperó parte de su estructura original. Lo que más llama la atención son las dependencias monacales, perfectamente conservadas en torno al claustro. Como complemento, si el visitante lo desea, en la actual iglesia parroquial de La Pobla de Lillet, en el centro del municipio, puede contemplar la talla original que antes se encontraba en la canónica.

Dirección: Carretera B-402 en dirección a Ripoll. A 2 km de la Pobla de Lillet.

Oficina de Turismo de La Pobla de Lillet
Parc Xesco Boix, s/n
La Pobla de Lillet (Berguedà)
Tel.: (+34) 938 236 146

Sant Vicenç de Rus (Castellar de n'Hug)

En un entorno vegetal típico de montaña media se eleva la iglesia de Sant Vicenç de Rus, que en un principio pertenecía al monasterio de Sant Llorenç prop Bagà, que también se puede visitar. El edificio actual es del siglo XII, pero más que por su arquitectura es especialmente importante por las pinturas murales que contenía. El visitante podrá contemplar una serie de pinturas góticas, que son originales, y otras románicas, que son reproducciones. Estas últimas fueron descubiertas en 1985 y poco después fueron arrancadas y trasladadas al MNAC.

Dirección: Carretera BV-1421, p.q 9,500 (de La Pobla de Lillet a Toses).

Información relacionada

Sant Jaume de Frontanyà (Sant Jaume de Frontanyà)

La iglesia de Sant Jaume de Frontanyà es el centro del municipio homónimo, famoso por ser el más pequeño de Cataluña. La singularidad de los ábsides de la iglesia, su trama perfecta y proporcionada, es lo que le ha otorgado una posición relevante en la historia del arte románico europeo, hasta el punto de que Elies Rogent los tomó como modelo para reconstruir la basílica derruida del monasterio de Santa Maria de Ripoll.

Dirección: centre de Sant Jaume de Frontanyà.

Contacto:
Ayuntamiento de Sant Jaume de Frontanyà
Pl. de l'Ajuntament, s/n
08619 Sant Jaume de Frontanyà (Berguedà)
Tel.: (+34) 938 239 194

Sant Sadurní de Rotgers (Borredà)

De esta iglesia, que tiene el insólito detalle de llevar el nombre de su fundador, sabemos que fue iglesia parroquial desde su fundación y durante toda la edad media. Ya en el siglo IX existía un lugar llamado palacio Rodegario. Sin embargo, la iglesia que en la actualidad podemos visitar es del siglo XII, cuando se reconstruyeron los muros laterales y se cubrió con una bóveda de cañón que se abre al ábside mediante un degradado, único en el románico catalán. El frontal del altar que en la actualidad se conserva en la iglesia es una copia; el original se encuentra en el Museo Episcopal de Vic y nos narra la vida de San Saturnino, obispo de Tolosa.

Dirección: carretera de Borredà a Sant Jaume de Frontanyà

Información relacionada

Sant Quirze de Pedret (Cercs)

Sant Quirze es uno de los ejemplos más interesantes del románico en el Berguedà y, por extensión, en Cataluña. Sus dos etapas constructivas (prerrománico y románico) se corresponden con dos tipos de decoración pictórica de gran calidad, obra de uno de los pocos artistas con sello propio del románico catalán, el maestro de Pedret, del que se dice que estuvo en contacto con algún maestro italiano. Las pinturas que se pueden contemplar actualmente son reproducciones; las originales prerrománicas se encuentran en el Museo Diocesano de Solsona y las románicas se pueden visitar en el MNAC.

Dirección: carretera C-1411 (salida Berga Centro). Camino de Pedret, que sale de la plaza de Gernika, en Berga.

Información relacionada

Sant Vicenç d'Obiols (Avià)

Situada sobre una plataforma rocosa, su fundación se remonta a una época anterior al 888. El lugar fue escogido como uno de los puntales de la repoblación, como lugar de defensa. Lo demuestran las cavidades que hay en una piedra calcárea al norte de la iglesia, que son los vestigios de una torre de vigilancia de planta redonda. Sant Vicenç es un interesante ejemplo de arquitectura del siglo X; sus arcos en forma de herradura le otorgan un aire visigótico. En el exterior, al lado de la cabecera, hay un sarcófago. No es el único. Bajo los pies del visitante se encuentra la necrópolis de los abades de Obiols, que rodea toda la cabecera de la iglesia. 

Dirección: por la carretera C-16, poco antes del kilómetro 71, debe cogerse el desvío de la colonia de la Plana. Seguir después del puente a la derecha hasta encontrar el indicador a Obiols.

Información relacionada

Fecha de actualización:  26.05.2011