Preguntas frecuentes sobre el Decreto 75/2020, de 4 de agosto, de turismo de Catalunya

El mantenimiento de un censo público de los alojamientos turísticos legales existentes en Cataluña y la recogida de datos de las empresas y actividades reglamentadas, así como otras actividades de interés turístico, para su uso estadístico posterior.

Es el número que se asigna a los alojamientos turísticos registrados con posterioridad a ser habilitados.

El NIRTC se obtiene mediante la inscripción del establecimiento una vez el correspondiente ayuntamiento comunica el alta de la actividad al Registro de turismo de Cataluña. Es el Registro quien comunicará el NIRTC a la persona titular del establecimiento y al ayuntamiento.

Sí, el número de inscripción de los alojamientos turísticos en el Registro de turismo de Cataluña debe constar en todo tipo de publicidad, promoción o comercialización, independientemente de los medios que se utilicen (audiovisuales, electrónicos, informáticos, por sistemas o aplicaciones interactivos...).

Aquellos alojamientos que hayan comunicado el inicio de su actividad y todavía no dispongan del NIRTC, transitoriamente y a efectos de cumplir con la obligación de exhibición de dicho número en todo tipo de publicidad que los anuncie, suplirán su exhibición por la del número provisional que otorga el portal electrónico de la ventanilla única empresarial (FUE).

Sí, si quieren disponer de la habilitación de acuerdo con la nueva modalidad de alojamiento "área de acogida de autocaravanas" regulada en el nuevo Decreto 75/2020, de turismo de Cataluña, y deberán cumplir los requisitos establecidos en ese Decreto. También deberán cumplir los requisitos que establezcan otras normativas sectoriales que les sean de aplicación.

La estancia en un área de autocaravana no puede ser superior a 48 horas y no se podrá volver a realizar una nueva hasta que hayan transcurrido 24 horas desde la última estancia.
En el resto de establecimientos de alojamiento turístico no hay una estancia máxima, pero en ningún caso pueden convertirse en residencia principal ni secundaria de las personas turísticas usuarias.

Sí, siempre que el ayuntamiento del lugar donde se quiera implantar el alojamiento defina y delimite su actividad, atendiendo a las condiciones mínimas que establece el Decreto de turismo de Cataluña, así como al conjunto de normativas sectoriales no turísticas que le sean de aplicación (seguridad, salubridad, medio ambiente, etc.).

No, los alojamientos singulares deben ubicarse fuera de vehículos, aeronaves o embarcaciones, así como de edificios convencionales, construcciones prefabricadas, elementos modulares o similares, y deben cumplir los requisitos del Código técnico de la edificación.

La capacidad máxima de cada alojamiento no puede exceder de 6 plazas.

El establecimiento de turismo rural tiene una capacidad máxima de 20 plazas.

Sí. En la misma explotación donde está situado el establecimiento de turismo rural se pueden llevar a cabo otras actividades, sin perjuicio del cumplimiento de la normativa urbanística y sectorial que sea de aplicación a esas actividades.
En el interior del establecimiento también se pueden llevar a cabo otras actividades, pero no se puede superar la capacidad habilitada.

Fecha de actualización:  30.07.2021