Son las entidades autorizadas para la instalación y comprobación del funcionamiento de dispositivos de limitación de velocidad instalados en vehículos de acuerdo con los reglamentos técnicos de seguridad industrial.

Las entidades de dispositivos de limitación de velocidad de vehículos están sometidas al régimen jurídico de autorización administrativa y deben cumplir los requisitos previstos en los reglamentos técnicos de seguridad industrial y, en particular, disponer del personal mínimo con la competencia profesional necesaria para desarrollar su actividad.