Destacados

Infonorma

De acuerdo con el Reglamento electrotécnico para baja tensión, se califica de instalación eléctrica de baja tensión cualquier conjunto de aparatos y circuitos asociados en previsión de un fin particular: producción, conversión, transformación, transmisión, distribución o utilización de la energía eléctrica, de tensiones nominales iguales o inferiores a 1.000 voltios para corriente alterna y 1.500 voltios para corriente continua.

Para entrar en funcionamiento, las instalaciones eléctricas en baja tensión deben cumplir unas condiciones determinadas en relación con:

  • La seguridad de las personas y los bienes.
  • El aseguramiento de su funcionamiento normal y la previsión de las perturbaciones en otras instalaciones y servicios. La fiabilidad técnica y la eficiencia económica.
  • Los trámites administrativos necesarios para la entrada en funcionamiento de las instalaciones de baja tensión cambian de acuerdo con el grupo al que pertenecen.

Las instalaciones eléctricas, según su importancia y el riesgo de accidente, se clasifican en dos clases en relación con las trámites administrativos que requiere su ejecución.

Las empresas instaladoras autorizadas son las que están capacitadas para hacer instalaciones, ampliaciones, modificaciones y reparaciones de las instalaciones eléctricas de baja tensión. Estas empresas, previa justificación que cumplen los requisitos necesarios, están inscritas en el Registro de Empresas Instaladoras de Electricidad.

Las empresas instaladoras se clasifican en las categorías siguientes:

  • categoría básica
  • categoría especialista

A cada una de estas categorías le corresponden unas competencias específicas.

Para obtener más información sobre las empresas instaladoras autorizadas se puede contactar con la Dirección General de Energía y Minas, y también con los Servicios Territoriales del Departamento de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda.

Las inspecciones pueden ser iniciales o periódicas.

Las inspecciones iniciales serán efectuadas por un organismo de control autorizado para actuar en este campo reglamentario en el ámbito territorial de Cataluña.

Las instalaciones sometidas a inspección inicial no se podrán poner en servicio si la inspección no ha sido favorable.

Las inspecciones periódicas de las instalaciones eléctricas deben ser efectuadas por una entidad de inspección y control (EIC) concesionaria de la Generalidad de Cataluña.

Los organismos acreditados y actualmente autorizados pueden consultarse en la web Infonorma 

Los nuevos criterios sobre la aplicación del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión se detallan en la Instrucción 1/2014, de 19 de marzo, de la Dirección General de Energía, Minas y Seguridad Industrial, por la que se aprueba la guía técnica del reglamento electrotécnico de baja tensión.

Fecha de actualización:  10.06.2014